Domingo, 15 de enero de 2006


En 2002, una pel?cula espa?ola consegu?a sorprender a propios y extra?os, romper la taquilla y conseguir (algo complicado en este pa?s) aunar p?blico y cr?tica en torno a ella. Se trataba de una comedia de enredos al m?s cl?sico estilo... si no fuese por que sus protagonistas ?cantaban!. El musical espa?ol, g?nero hist?ricamente poco tocado y casi nunca con ?xito (ni calidad), aparec?a despu?s de d?cadas con un buen ejemplo del camino hacia el ?xito en una producci?n espa?ola de este tipo: la pel?cula resultaba viva, b?sicamente de entretenimiento, sin mayores espectativas pero desde luego muy divertida, y sus n?meros musicales se basaban en canciones conocidas por todos. Sirvi? para lanzar definitivamente al estrellato a sus estrellas femeninas (Paz Vega y Natalia Verbeke) y crear una nueva escuela de comedia (como comedia, no como musical, obviamente) espa?ola de la que, por otra parte, no saldr?a ning?n producto comparable.
Imagen

3 a?os despu?s aparece en nuestras pantallas una secuela que, por otra parte, ya intu?amos no tardar?a en llegar. Sin embargo, tal vez la palabra secuela sea excesiva para este t?tulo, y ah? reside el principal problema de la pel?cula: realmente "Los dos Lados" no es una 2? parte al uso, sino m?s bien un ejercicio guion?stico de tratar de estirar la idea (o el ?xito) hasta llevarla al l?mite. Se echan en falta las actrices del pasado (o m?s bien sus personajes) y una explicaci?n de lo que pas? en la vida de los personajes (a los que has echo tuyos, a lo que debi? gran parte aquella primera parte) estos 3 a?os (el recurso "tres a?os despu?s..." es sencillo, pero no el m?s efectivo)...
Pese a esto, lo cierto es que el guionista David Serrano consigue sacar un gui?n aceptable (m?s como gui?n indpendiente que como gui?n secuela, pero aceptable al fin y al cabo), en el que, sin embargo, hay algunos peros importantes (por ejemplo, dicen ?l y Martinez L?zaro que aqu?, como en "Los 2 lados", se ve una cierta falta de madurez de los personajes masculinos, pero en realidad en toda la cinta es dificil encontrar un solo personaje maduro, y por contra abundan personajes planos y estereotipados -ocultados en una falsa huida de los estereotipos- que no saben lo que quieren y que intentan, a los 30, comportarse como se comporta el que con 20 quiere tener 5, como si de un extra?o s?ndrome de Peter Pan generalizado invadiese el film).
Imagen

Y delante de ese gui?n se encuentran los mismos pros y las mismas contras que podr?amos decir de Gutierrez-L?zaro que en "El otro lado". Bien es cierto que la elecci?n musical se tambalea (hay cosas/reacciones cantadas -si atendemos a la m?xima del m?sical: las canciones son di?logos- en la escena principal del film que no son del todo comprensibles) pero por contra la calidad de las coreograf?as de Enrique Ba?os no pierde frescura ni oficio, y cuenta, ahora s?, con una actriz que realmente se siente c?moda cantando y bailando como es Luc?a Jimenez (impresionante el homenaje a la Michelle Pfeiffer de "Los fabulosos Baker Boys), y que se convierte, junto a la capacidad interpretativa de Pilar Castro (una eterna revelaci?n) y a los 2 int?rpretes principales masculinos, en lo m?s destacable del reparto.
Pese a todo lo dicho, lo cierto es que no se puede negar que el filme es amable y entretenido, el tiempo se pasa bien, algunos n?meros musicales se disfrutan mucho y algunas situaciones son desternillantes. Simplemente, se echa de frescura la frescura del gui?n de su precuela.

[+] Las coreograf?as y Luc?a Jimenez
[-] La falta de cohesi?n (entre s?, y con su primera parte)
Nota: 6
Publicado por fibergran @ 5:02  | Cine Espa?ol
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 12 de abril de 2006 | 20:18
En mi opini?n, es una pel?cula francamente mala, que ni por asomo se parece a la primera parte.
si bien la primera ten?a altibajos, ten?a momentos de aut?ntica carcajada. Sin embargo, esta segunda parte, adolece del defecto de intentar "rizar el rizo", y lo que es pero, sin ninguna gracia. Ahora se lian todos y todas con todas y todos, en plan revuelo homosexual, bisexual o yo que s? como calificarlo. Ha tendido tanto al absurdo, que se ha convertido en una pel?cula absurda, con apenas un par de "puntos" graciosos; parece que el director no se ha dado cuenta de que el absurdo no es sin?nimo de humor en todas las ocasiones.
En definitiva, pel?cula aburrida.
Un pena...