Lunes, 05 de noviembre de 2007
The assassination of Jesse James by the coward Robert Ford (EEUU, 2006)
Imagen

La banda de los hermanos James fu?, sin duda, una de las m?s c?lebres del viejo oeste americano, y Jesse, el hermano menor de los hermanos, alcanz? una popularidad sin l?mites que lo convirti? en su d?a en una de las m?s notables figuras del momento, odiado, temido, admirado y respetado a partes iguales, y que el tiempo ha convertido en uno de los grandes mitos del western al nivel de Wyat Earp, Sundance Kid, Doc Hollyday o Billy The Kid. Al igual que con todos ellos, el cine contribuy? a crear el mito y acrecentar la leyenda, ya de por s? amplia, del h?roe-villano (a partes iguales). No es, como digo, en absoluto, "El asesinato de Jesse James" el primer largometraje que se centra en su figura, pues se cuentan por decenas (de hecho, 3 decenas) los westerns que le han colocado en el centro de la acci?n, teniendo como principal referente "Tierra de audaces" (Henry King, 1939), que uni? para la eternidad la leyenda de Jesse James a la cara de Tyrone Powell.

Y pese a que la historia ya ha sido contada varias veces, es de agradecer la aparici?n de una pel?cula como esta, que la recuente en un momento de devaluaci?n del western y consideraci?n generalizada del mismo de g?nero menor. Y es de agradecer, sobretodo, por lo bien que se cuenta la historia ya tantas veces conocida. Claramente influido y teniendo en la memoria a los grandes del cine cl?sico del Oeste, pero utilizando sus propias armas, el australiano Andrew Dominik (Chopper, 2000) consigue el equilibrio perfecto entre el homenaje al g?nero (desde el propio y pretendidamente largo t?tulo del film) y una pel?cula con personalidad propia, entre el western crepuscular de Sam Peckimpah y el western revisionista m?s alejado del leyendo y cercano al verdadero personaje (m?s cercana en este aspecto a "La verdadera historia de Jesse James" que a la antes comentada "Tierra de audaces").
Lo primero que llama la atenci?n de la pel?cula es la dram?tica voz en off que nos acompa?a durante toda la cinta, con las palabras bien elegidas y acompa?adas de potentes im?genes, oscuras y melanc?licas, tambi?n cargadas de dramatismo, y de la excelente m?sica compuesta para la ocasi?n por el gran Nick Cave (que se guarda, incluso, una peque?a aportaci?n como actor, haciendo eso s? de s? mismo en el Oeste), que introducen en el relato al espectador desde el primer momento.
Imagen

Pero a la fuerza visual y sonora se le unen la siempre necesaria excelente labor de los actores, con un Brad Pitt del que todo se ha dicho y nada es mentira, realizando probablemente el mejor papel de su carrera como una notoriedad del oeste, un tipo duro, pero dando su m?ximo nivel (ese que le valdr? el Oscar en unos meses) cuando su personaje comienza su declive, se retuerce entre la locura y la m?s absoluta paranoia, es vencido por sus demonios y solo el volver a su vida familiar parece darle algo de paz. Las c?nicas, inquietas y, a veces, amenazantes carcajadas de Pitt quedaran ya por siempre unidas a su personaje del mismo modo que la pierna sobre el porche de Henry Fonda ha quedado por siempre unida a la figura de Wyatt Earp. Sin embargo, es injusto quedarse en la labor de Brad Pitt como ?s injusto hacer la cr?tica ?nicamente desde el personaje de Jesse James, m?xime cuando la pel?cula decide colocarse en realidad m?s en la visi?n de Bob Ford, un admirador de James, inseguro y t?mido, que observa la degradaci?n de su heroe y termina por matarlo en su propia casa en busca de oro y notoriedad, delante de su familia, y que, en otra interpretaci?n memorable, Casey Affleck est? al nivel de Pitt y, en definitiva, al nivel exigido por el propio personaje de Ford.

Imagen

Suma todo esto una pel?cula sobresaliente, entre lo m?s destacado del a?o, si cabe, que nos deja adem?s varias de las escenas m?s bellas y mejor rodadas para el recuerdo, como las muertes de Ed Miller y Jesse James (diferentes pero rodadas magistralmente de un modo similar, con el ejecutado, resignado, sabedor de su inminente muerte, en primer plano, y el ejecutor detr?s) y, sobretodo, la excelente y espectacular escena del asalto y robo del tren.
Cierto que la pel?cula no tiene un ritmo espectacular, pues es , ante todo, un western melanc?lico que no lo necesita. Tambi?n muy criticada fu? su larga duraci?n, pero a servidor no le sobra nada y es de la opini?n de que acortarla ser?a dejar de contar cosas y que, tal vez, en el metraje total, sin recortes de la industria, se escondan detalles que valga, probablemente, mucho la pena ver.


[+]
- La melanc?lica sensaci?n conseguida por el conjunto (gui?n, actores, direcci?n, m?sica...)
[-]
- Tal vez el ep?logo final sea innecesario

[NOTA]
9.5

Publicado por fibergran @ 13:06  | Indie USA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios